¿Sabías que es el Quiste de Baker?

Definición

El quiste de Baker se define como un acúmulo anormal de líquido sinovial en la bolsa gastrocnemio-semimembranosa.

 

 

 

 

 

 

 

Epidemiología

La frecuencia depende de la patología subyacente. En pacientes con artritis reumatoide se observa hasta en un 45%, estando algo por encima del 35% en los casos de artrosis. Parece ser que el grado de afectación articular condiciona también su incidencia. Aunque pueden aparecer a cualquier edad su mayor frecuencia se produce en pacientes por encima de los 50 años.

 

Patogénesis

La presencia del quiste de Baker se explica por una comunicación entre la articulación de la rodilla y la bursa gastrocnemio-semimembranosa acompañada de una diferencia de presión entre ambas provocada por un aumento de líquido sinovial en la articulación. En ocasiones no existe esta comunicación atribuyéndose la formación del quiste a la inflamación primaria de la bursa gastrocnemio-semimembranosa.

 

Clínica

La clínica suele consistir en dolor e hinchazón en la región poplítea. En la exploración puede observarse el quiste por la simple inspección. En la palpación se aprecia una masa en la zona medial del hueco poplíteo que disminuye de tamaño y de consistencia con la rodilla semiflexionada a 45º y aumenta con la extensión de la rodilla. En ocasiones, el quiste se puede extender hasta el tobillo.

A veces se produce una rotura del quiste dando lugar a un cuadro de dolor muy agudo que semeja a una tromboflebitis. La reacción inflamatoria depende de la etiología subyacente, así en pacientes con Artritis Reumatoide puede incluso aparecer fiebre y leucocitosis. Uno de los datos exploratorios en los que se puede sustentar el diagnostico diferencial es la aparición de equimosis en la zona posterior de la pierna.

 

Diagnóstico

El diagnóstico es habitualmente clínico, basado en la presencia de una masa en la parte posterior de la rodilla en un paciente con una enfermedad articular. Ante la sospecha clínica la prueba de imagen recomendada es la ecografía por ser un método rápido, eficaz y cómodo para el paciente. Por estos motivos ya no se utiliza la artrografía, método de diagnóstico de primera elección hace unos años. Otros métodos, relegados por la ecografía, son la tomografía axial computerizada y la resonancia magnética nuclear.

La primera entidad con la que hay que realizar el diagnostico diferencial es con la tromboflebitis. La utilización del eco-doppler es una de las herramientas fundamentales para esta diferenciación. Otras enfermedades en las que tenemos que pensar son los tumores de partes blandas, los aneurismas de la arteria poplítea, los hematomas y los abscesos.

 

Tratamiento

Solo debe tratarse los quistes sintomáticos. El tratamiento conservador incluye el reposo relativo, los antiinflamatorios no esteroideos y la aspiración del líquido sinovial con infiltración intrarticular de corticoides. El tratamiento quirúrgico es la alternativa cuando fracasan las anteriores medidas.

 

Sociedad Española de Reumatología

Please follow and like us:
20